Guía episodios Introducción Acto 1 Acto 2 Acto 3 Acto 4

Producción #V704 - Episodio 4


HISTORIA
TNovan


PRODUCCIÓN
Carol Stephens


DIRECCIÓN
Denise Byrd

SCREENGRABS
Judi Mair


GRÁFICOS
Lucia


TITULO EPISODIO GRÁFICO
MaryD

Traducción
Inma, Lysia, Ana P. Alonso, xhogun, Chris y Montse


 

INTRODUCCIÓN

 

ABRE DE NEGRO

1.

EXT. CAMPAMENTO. MAÑANA

GABRIELLE despierta por la mañana con el sonido de algo moviéndose a su alrededor.  Se da la vuelta y abre los ojos para encontrar a XENA caminando por el campamento.  Ella está removiendo las cosas, con más ruido del necesario. Tiene una clara mirada de frustración en su cara mientras esta vagando cerca del lugar de acampada.

GABRIELLE
¿Algo va mal?

XENA
No puedo encontrarlo.

GABRIELLE
¿El qué?

XENA
Mi látigo, sé que estaba aquí ayer por la noche.

Gabrielle carraspea tímidamente y mira bajo las mantas, sacando lentamente de abajo de ellas el LÁTIGO de Xena.

GABRIELLE
Aquí esta.

Xena la mira de reojo y frunce el ceño.

XENA
Cómo  conseguió...

(pausa)

Ah sí.

Xena la alcanza y toma su látigo, empezando a enrollarlo.

XENA
(continua)
Gracias.

Ella se da la vuelta y comienza a recoger las cosas y a empaquetarlas.  Gabrielle aparta las pieles y se levanta.  Levanta los brazos sobre su cabeza y bosteza.

GABRIELLE
Hermosa mañana.

Xena no le contesta, apenas gruñe y guarda las cosas en las alforjas.

GABRIELLE
(continua)
De acuerdo, ¿cuál es el problema?

XENA
(irritada)
¿el problema?

(engancha su camisa en una bolsa)

¿Qué podría ir mal?

GABRIELLE
Es obvio que te pasa algo.
Estás siendo más gruñona que
un centauro de tres patas.

XENA
No me pasa nada.

GABRIELLE
¿Es debido a lo ayer por la noche?

(pausa)

Xena, estaba cansada.

XENA
(le lanza una mirada, levemente molesta)
No es sobre lo ayer por la noche.

GABRIELLE
¿Entonces qué es?

XENA
Son cosas de guerrera.

Gabrielle rápidamente se siente frustrada con la actitud de Xena y también comienza a caminar alrededor del campamento. Se queja mientras recoge su lecho. 

GABRIELLE
Muy bien.  Sigue con esa mala cara.
Siempre sufres cambios de humor
cuando vuelves de los muertos.

Xena se para delante y coloca las manos en sus caderas.

XENA
¡No estoy poniendo mala cara!

Desde una corta distancia, lejos del intercambio de impresiones, están siendo observadas por AFRODITA. Ella lanza suspiros y sonrisas a las dos de forma muy maternal.

AFRODITA
¿Están mis muchachas discutiendo?

Ella sigue observando mientras que el intercambio se calienta y se convierte en una tormenta. Gabrielle se dirige hacia ella con las pieles del agua para llenarlas.  Está claro  que Gabrielle no puede ver a la diosa y continua hablándose a si misma.

GABRIELLE
¡Guerreros! ¿sabes
lo fácil que seria la vida
si pudiera leer las mentes?

Afrodita se anima y sonríe mientras sus dedos crispan.

AFRODITA
Oh, que idea tan fantástica,
mi pequeña bardo.
Eso está hecho.

Afrodita hace un gesto magnífico levantando sus mangas y lanza un encantamiento a Gabrielle.  Gabrielle mira hacia arriba por un momento detectando algo mientras el encantamiento la rodea, pero agita la cabeza, y continua llenando las pieles de agua en el lago.  

Ella sumerge totalmente su mano mientras que la piel burbujea y se va llenando. Grita y tira repentinamente de ella, mirando curiosamente su dedo. 

GABRIELLE
¡Auuuuuu!

Sacude su mano, mirando fijamente donde al parecer acaban de morderle.  Después oye un sonido e inclina su cabeza para escuchar.

VOZ 1
Te dije que no era un gusano.

VOZ 2
A mi me lo parecía.

Gabrielle mira fijamente el agua de donde las voces  parecen venir.  Levanta lentamente la piel del agua, pero continúa mirando hacia ella, sintiéndose un poco confusa.  Ella tira de las pieles cuando oye la llamada de Xena.

XENA
De acuerdo, Narciso,
estoy lista para partir tan pronto
como puedas dejar de mirarte.

Gabrielle se levanta y se gira hacia Xena. Mira de nuevo a la charca por última vez, aún sin estar absolutamente segura de lo que oyó. 

GABRIELLE
Sí, sí, ya voy.  No seas tan
impaciente.

Afrodita observa a Gabrielle alejarse antes de decir en voz alta un pensamiento que ellas no pueden oír.

AFRODITA
No hay de que.
¡No pienses en eso!

La diosa se ríe nerviosamente de su propia broma antes de desaparecer en un destello.

FUNDIDO A NEGRO:

 

FIN DE LA INTRODUCCIÓN

 

ACTO 1