Guía episodios Introducción Acto 1 Acto 2 Acto 3 Acto 4

Producción #V707 - Episodio 7
Divididas Caeremos


HISTORIA
S
usanne Beck


DIRECCIÓN
Denise Byrd


PRODUCCIÓN
C
arol Stephens

SCREENGRABS
Judi Mair


GRÁFICOS
Lucia


TITULO EPISODIO GRÁFICO
Linda (Calli)

Traducción
Anna P. Alonso, Xhogun, Inma


 

INTRODUCCIÓN

 

ABRE DE NEGRO

 

EXT. SENDERO - DÍA

 

XENA y GABRIELLE están viajando por un sendero a través de un claro del bosque. Xena para a ARGO, su expresión es de alerta. Gabrielle camina a su lado, sus ojos exploran la densa vegetación que reviste cada lado del camino.

 

 

Su mirada fija se posa sobre un destello rojo en las alturas, y sonríe triunfante.

 

gabrielle

Una manzana.

 

Xena gira sus ojos y menea la cabeza, pero no comenta el descubrimiento de Gabrielle.

 

Perturbada, Gabrielle se gira y comienza a andar de espaldas y confiada con una mirada de frustración en su cara.

 

gabrielle

De acuerdo, no es el mejor juego del mundo.
Pero no te
he oído hacer ninguna sugerencia.

 

 

xena

(inexpresiva)

Una rama.

 

gabrielle

¿Una rama?

 

Sus manos gesticulan exageradamente.

 

gabrielle

(continúa)

Entre toda esta belleza que nos rodea, una rama es
lo mejor que puedes encontrar… ¡oof!

 

Gabrielle da un traspiés, tropezando con una gran rama,  que cuelga a media altura en el camino. Logra mantener el equilibrio poco antes de caer y clava sus ojos en Xena  con una mirada que haría derretir el hielo.

 

Xena devuelve su mirada alzando la ceja y sonriendo con satisfacción mientras rodea con Argo la rama que cuelga. Cuando pasa al lado de Gabrielle se inclina hacia ella y su sonrisa se ensancha.

 

xena

Te lo advertí.

 

 

Xena la adelanta alegremente, dejando a Gabrielle apretando puños y dientes, y se da la vuelta, enseñando su mal humor.

 

gabrielle

(de espaldas a Xena)

Te prometo que pagarás por esto, Princesa Guerrera.
Espera y verás.

 

 

Xena

(sonriendo malvadamente)

Promesas, promesas.

 

La fingida frustración de Gabrielle se desvanece como una tormenta de verano, y sonríe abiertamente, levanta sus brazos, y corre hacia su independiente compañera.

 

FUNDE A:

 

EXT. MISMO SENDERO - DÍA

 

Xena y Gabrielle continúan su viaje, con Gabrielle de nuevo en cabeza. Argo tropieza, y Xena maldice generosamente mientras trata de controlar a la yegua.

 

gabrielle

Bien, esto funciona, supongo, pero no
creo que sea anatómicamente posible, Xena.

 

 

Xena

Calma, chica. Calma.

 

Gabrielle se gira para ver a Xena saltar del lomo de Argo y levantar una de las patas delanteras de la yegua, mirando detenidamente sus patas con disgusto.

 

gabrielle

¿Qué sucede?

 

xena

A perdido una herradura.

 

gabrielle

(al respecto)

Esta es la segunda en un mes.

 

xena

Lo sé. Recuérdame en agradecérselo a nuestro “amigo”
Pellos si volvemos a verlo por aquí otro vez.

 

Gabrielle hace una mueca de dolor.

 

xena

(Continúa)

Hay una ciudad no muy lejos de aquí.
Vamos. Conozco un atajo.

 

 

FUNDE A:

 

EXT. BOSQUE – DÍA

 

Un viejo, abandonado, y semi-derruido TEMPLO sobresale al final del estrecho camino que Xena y Gabrielle están siguiendo. Está rodeado por una anillo de viejos árboles, muchos de los cuales han perdido sus hojas, incluso ahora, en pleno verano. El color blanco de sus ramas se asemeja a los esqueletos humanos blanqueados por el sol.

 

La temperatura parece como si bajara veinte grados, y Gabrielle tiembla mientras una brisa casi otoñal le pone la carne de gallina.

 

xena

No es exactamente acogedor, ¿verdad?

 

gabrielle

Dímelo a mí.

(pausa)

¿Me pregunto para quién sería?

 

Xena mira detenidamente la estructura, pero la mayoría de las inscripciones están desmenuzadas  a lo lejos.

 

xena

Es difícil saberlo.

Sin embargo, tal vez dentro encontremos algo.

 

gabrielle

Si no te importa, creo
que p
uedo vivir sin saberlo.

 

Argo relincha en acuerdo, y Gabrielle con una mueca le dice "gracias".

 

Xena vacila por un momento, entonces cabecea, tirando fuertemente de las riendas de Argo.

 

xena

De acuerdo.  Seguirá estando aquí cuando
regresemos por este camino.

 

gabrielle

(voz baja)

Que alegría.

 

 

xena

¿Has dicho algo?

 

gabrielle

(sonrisa falsa)

Oh no. No he dicho nada.

 

Xena entorna los ojos, pero se abstiene de hacer comentario alguno, y las dos empiezan a bajar por el sendero otra vez, dejando el templo abandonado atrás.

 

Mientras se retiran, un par de ojos siguen sus movimientos hasta que están fuera de su vista.

 

FUNDIDO A NEGRO.

 

FIN DE LA INTRODUCCIÓN

 

ACTO UNO